Térmica 

El aprovechamiento de la energía de sol para obtener agua caliente sanitaria, calefacción, climatización de viviendas o climatización de piscinas, es una opción cada vez más demandada tanto por particulares como por empresas. Permite importantes ahorros en combustible, además de otras ventajas.

Requiere la instalación de placas solares (habitua...

El aprovechamiento de la energía de sol para obtener agua caliente sanitaria, calefacción, climatización de viviendas o climatización de piscinas, es una opción cada vez más demandada tanto por particulares como por empresas. Permite importantes ahorros en combustible, además de otras ventajas.

Requiere la instalación de placas solares (habitualmente basta con una o dos para uso doméstico) y una caldera de almacenamiento de agua caliente.

Sus ventajas son numerosas:

  • La energía del sol, con la que se calienta el agua, es inagotable y gratuita.
  • El sistema de instalación es sencillo y se amortiza en poco tiempo.
  • Apenas necesita mantenimiento.
  • Otorga a la vivienda un mayor valor en el mercado.
  • Los nuevos paneles cuentan con tecnología puntera que permite obtener agua caliente incluso en días nublados.
  • Es una energía limpia, respetuosa con el medio ambiente. Evita el consumo de combustibles fósiles: gasoil, gas...

En nuestro país, de acuerdo al Código Técnico de la Edificación, es obligatoria la instalación de sistemas de agua caliente sanitaria que funcionen con energía solar en las nuevas edificaciones.

Sin embargo, son cada vez más los particulares y empresas que deciden instalar este sistema en edificaciones ya existentes debido a sus ventajas.

Más
Hay 23 productos.

Subcategorías

Placas térmicas

Placas solares térmicas ¿Qué son y cómo funcionan?

En Fusión Energía Solar trabajamos desde hace años con placas solares térmicas del tipo "plano protegido".

Este tipo de captador es el más empleado hoy en día en el aprovechamiento de la energía solar térmica de baja temperatura, que es la que se utiliza en el ámbito doméstico y que no sobrepasa los 100ºC de temperatura. A este tipo de instalaciones se las conoce normalmente como instalaciones térmicas para ACS (Agua Caliente Sanitaria).

La normativa bajo la que se encuentran este tipo de instalaciones térmicas es el RITE, Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios.

La principal ventaja de este tipo de tecnología es que usa una fuente de energía inagotable y gratuita como es la energía solar.

Los colectores térmicos tienen forma de cajón rectangular cubierto con un cristal especial que ayuda a que los rayos procedentes del sol incidan correctamente. Este cristal también evita en lo posible que vuelvan a salir el calor y crea un efecto invernadero.

El captador o colector solar, es la parte de la instalación en la que se produce el intercambio energético entre la energía del sol y el fluido calorportador.

Su funcionamiento es el siguiente:

  • Los colectores solares absorben la energía del sol
  • El fluido calorportador del sistema, al entrar en el colector es forzado a recorrer un circuito especial de muchos tubos estrechos y aleteados.
  • El fluido tiene que hacer mucho recorrido y aminora su velocidad. Gracias a esta reducción de velocidad, el fluido tiene tiempo de ir absorbiendo a su paso por los tubos el calor que se haya concentrado en el colector solar.

El rendimiento optimo de estos colectores es con la luz directa del sol. Hoy en día, los paneles térmicos cuentan con tecnología puntera que permite obtener agua caliente, aunque en menor medida, incluso en días nublados.

Para su correcto funcionamiento los colectores deben estar correctamente instalados. Con esto hacemos referencia a la inclinación, orientación y colocación del captador así como al correcto conexionado con el resto de equipo.

Termosifones

Se conoce como termosifón a un calentador o placa solar con conductos por el que circula un líquido sin necesidad de ser impulsado por bombas. El fluido se mueve por la diferencia de densidades que se produce a distintas temperaturas.

El sistema termosifón habitualmente está formado por una o dos placas solares, un depósito de agua, tubos y conexiones. Los depósitos suelen oscilar entre los  150, 200 y 300 litros y se sitúan unidos a las placas solares.

El termosifón puede alojarse sobre el tejado de la vivienda o sobre una estructura metálica en el suelo.  

Drain Back

El Drain-Back es un sistema avanzado de captación de energía solar térmica para obtener agua caliente sanitaria (ACS). Se usa principalmente en el ámbito doméstico, pero también es utilizado por el sector empresarial.

Se compone de una o varias placas solares (generalmente dos), un depósito acumulador, una unidad de regulación y un grupo de bombeo. El depósito se instala en el interior de la vivienda, a diferencia del sistema de termosifón que va alojado junto a las placas solares.

El Drain-Back presenta varias ventajas frente al termosifón, entre ellas que es más eficiente en la conservación de la temperatura del agua, que ésta se puede regular desde el propio depósito acumulador, y que todo el sistema está más protegido frente a heladas y sobrecalentamientos. 

Mostrando 16 - 23 de 23 artículo